Consejos para vivir en una residencia universitaria

Por 22 octubre, 2021Informacion

Todas estamos de acuerdo en que la etapa universitaria es un momento único que solo se vive una vez en la vida, y son muchos los sentimientos que genera en nosotras. Por un lado, muchas ganas e ilusión por comenzar a estudiar lo que nos gusta y por conocer a gente nueva y, por otro lado, nervios e incertidumbre por todos los cambios que vamos a experimentar.

Uno de esos cambios puede ser independizarse y comenzar una nueva vida en una residencia universitaria. Es normal que salir de casa, de nuestro ambiente y de nuestro círculo de amigos nos genere miedo o nervios, ya que no tenemos ni idea de todo lo que nos viene por delante.

Sin embargo, debemos saber que este es un momento de transición y de desarrollo como personas. Al fin y al cabo, todos los cambios siempre traen consigo experiencias positivas y, sin duda, en una residencia de estudiantes estas se viven día a día. Nuevas amistades, personas de las que aprender, planes improvisados, conversaciones interesantes, muchas risas y un paso más hacia delante en nuestro camino de objetivos académicos.

Recomendaciones para vivir en una residencia universitaria

Nuestra Señora del Rosario será el lugar donde la transición entre el hogar familiar y la residencia universitaria fluirá de la mejor forma para ti. Sabemos que vivir fuera de casa es todo un reto, especialmente para las más hogareñas, pero hemos preparado algunos consejos para llevar esta nueva etapa universitaria de la mejor manera posible.

Crea buenos hábitos

Tener una rutina y buenos hábitos que formen parte de tu día a día es una gran ayuda. Pequeños detalles como limpiar la habitación, cumplir cada mañana con un desayuno energético u organizar cada día en una agenda las tareas pendientes para el día siguiente, repercutirán positivamente en tu estado de ánimo.

No olvides que esta nueva etapa también es una oportunidad para crecer como persona, ser más independiente y madurar. Además, si incluyes buenos hábitos en tu rutina, también tendrás una mejor actitud hacia los que te rodean.

Conoce y cumple con las normas

Toda residencia cuenta con un reglamento que cumplir, de lo contrario la experiencia podría convertirse en un caos. Respeta las normas de convivencia para evitar inconvenientes con los demás. Recuerda que convivir con otras personas se convierte en un hábito de lo más sencillo si se colabora y se cumple con las obligaciones.

Ábrete a los demás

Tus compañeras de residencia están viviendo y experimentando exactamente lo mismo que tú. Puede que sientas lo mismo que varias personas que comparten contigo el día, por lo que ábrete a ellas, no dudes en presentarte y en tener ganas de conocer a las demás.

Respeta a tus compañeras

Durante tu paso por la residencia conocerás a una gran variedad de personas, muchos muy parecidos a tu forma de ser y otras totalmente diferentes. El respeto hacia todas, independiente de sus pensamientos o nacionalidades es fundamental.

Llama a casa con frecuencia

Irte a vivir lejos de tu familia y de tus amigos no significa perder el contacto. Las conversaciones con ellos siempre serán un chute de ganas y energía, especialmente en los momentos más nostálgicos.

Cuida de tus amistades

Las nuevas amistades es lo que más caracteriza a la etapa universitaria. Cuando llegas a una residencia por primera vez, entablar conversaciones y crear vínculos amistosos con los de tu alrededor es cuestión de tiempo. Cuida y trata a esas personas como te gustaría que lo hicieran contigo. ¡Tener un amigo es un tesoro!

Sé tú misma

Siendo tú misma te encontrarás cómoda ante cualquier situación. Convivirás con cientos de personas de distintas personalidades y formas de ser, y más de uno de ellos se convertirá en tu gran aliado, independientemente de las diferencias. ¡No tengas miedo a mostrarte como tú eres!

¿Preparada para comenzar una de las mejores experiencias de tu vida? Aprovecha este momento, no te cortes en abrirte a los demás y darte a conocer, esfuérzate en lograr tus objetivos académicos y, sobretodo, ¡disfruta!

A partir de ahora vendrán muchos cambios y nuevas experiencias inolvidables. Harás amistades para toda la vida y crearás recuerdos imposibles de borrar. En nuestra residencia universitaria el ambiente es cálido y familiar, y te sentirás como en casa. ¡Te esperamos!